HACIA UNA EDUCACIÓN BASADA EN EL APRENDIZAJE COLABORATIVO

La educación ha sufrido modificaciones con el paso del tiempo, es inconcebible trabajar de la misma forma como se hacía siglos atrás. No sólo las perspectivas teóricas y metodológicas sobre educación han sido agentes de cambio, se puede asegurar que los cambios radicales se generan a partir de la incorporación de las tecnologías de la información y la comunicación en los procesos de aprendizaje.

Creo sería conveniente realizar estudios diagnósticos sobre las habilidades digitales de estudiantes y docentes, así como el manejo de ciertas tecnologías con el fin de determinar en qué forma incorporarlas al quehacer educativo. Resulta interesante observar que en las instituciones educativas de educación básica se usan muy poco las tecnologías, el intento más acercado por el gobierno federal fue el otorgamiento de una “tablet” a la población total de estudiantes de 5to grado de primaria, prácticamente una computadora ya que cuenta con sistema operativo Windows de Microsoft. Sin duda es una iniciativa importante en el proceso de digitalización dentro de la educación, ya que pudiera ser parteaguas para equipar a todos los estudiantes de educación básica.

Los procesos de aprendizaje deberían estar enfocados en las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, no sería posible pensar en una educación descontextualizada, que se enfoque sólo a los propósitos del sistema educativo, sino que es necesario atienda el desarrollo de habilidades y capacidades de los estudiantes para que logren alcanzar las competencias que les permitan enfrentarse a las situaciones cotidianas y se abran campo en el mundo de las tecnologías y la red.

Sin duda los estudiantes de hoy conviven a diario con tecnologías y sus diversos servicios, escuchan y observan videos en internet, encuentran información de forma rápida, tienen videojuegos, se enteran de diversas noticias a través de la televisión, observan diversos programas televisivos, manejan tabletas o celulares de forma cotidiana, algunos elaboran videos y conocen el proceso para compartirlo por internet, la mayor parte de la población tiene acceso a las redes sociales; entonces, la educación no debe estar desarticulada y basar los procesos de aprendizaje en los libros de texto, en las fuentes escritas, sino que debe abrirse a la utilización de las tecnologías, puesto que es lo que llama su atención y los incentiva a realizar las actividades de aprendizaje.

Una nueva propuesta de trabajo en la educación debería contemplar la capacitación y actualización de docentes y estudiantes a fin de que se logre incorporar las tecnologías de forma intencionada en los procesos de aprendizaje. Ahora bien, un segundo momento de restructuración curricular, con el objetivo de enlazar los contenidos, competencias, propósitos de aprendizaje, metodología de trabajo, participación del docente y la del estudiante, para integrar el proceso educativo de forma compleja y atendiendo a las necesidades. en un tercer momento evaluar logros respecto a los aprendizajes, habilidades y competencias que se desarrollan con las propuestas, a fin de implementar las correcciones necesarias o bien mejorar las que se llevan a cabo.

Ahora bien, los procesos de formación deben apoyarse en las redes de aprendizaje, fomentar el trabajo colaborativo y emprender los ambientes de aprendizaje que propicien el desarrollo de forma individual y grupal colaborativo.

El uso de la computadora y demás tecnologías en la educación es prioridad, algunas prácticas educativas han quedado obsoletas y deben dar vida a nuevas propuestas de trabajo, los procesos de formación ya no pueden establecerse en el trabajo del docente como transmisor de conocimiento, sino que debe situarse un proceso compartido entre docentes, estudiantes y abrir la zona de desarrollo de tal forma que los participantes aprendan de forma colaborativa.

Anuncios
HACIA UNA EDUCACIÓN BASADA EN EL APRENDIZAJE COLABORATIVO

PROPUESTAS ACTUALES EN LA RED

PROPUESTAS ACTUALES EN LA RED

Centro de Aprendizaje en Red

Dr. Francisco Morfín Otero

Pensar en la red y “propuestas de aprendizaje en red” implica reconocer ciertas afinidades en torno a las características de los sistemas basados en experiencias de aprendizaje en la red. Entre ellos podemos mencionar:

  • La construcción de escenarios de colaboración
  • Sistemas abiertos
  • Problemáticas reales a resolver grupalmente
  • Aprender fuera del aula, fuera de la clase, de forma abierta y dinámica
  • Se aprender en la actividad constante
  • Promover conexiones entre personas y de estas con otras en la red, crear comunidades
  • Discernir entre fuentes de información y la información propiamente, incluso incorporar algunas opuestas.
  • Definir el Ambiente Personal de Aprendizaje
  • Construcción colaborativa de aprendizaje

Las propuestas actuales de aprendizaje en red pueden tener tres enfoques: el primero referido a “networks o conexiones”, el segundo a “tasks o tareas” y el tercero a “content o contenidos”. El sistema basado en conexiones trata de establecer escenarios informales de aprendizaje donde no existe evaluación, se trata de construir ambientes o conexiones que propician la relación entre personas e información; existe una descentralización para generar comunidades que funcionan y se reconectan.

Para los sistemas basados en los contenidos se han creado corporaciones universitarias que abren los contenidos, la información guiada bajo una certificación, con el acompañamiento de expertos. Ejemplos los podemos encontrar en aquellos donde se visualizan videos y se generan evaluaciones para pasar al siguiente nivel, cada uno de los cuales tienen costos.

Las propuestas basadas en las tareas requieren de participantes activos, en ellas se genera una perspectiva de las Tecnologías de la Información y la Comunicación donde convergen el mundo digital, el enredo y la apertura o sistema abierto; se trata de cambiar la noción de “UNO A MUCHOS” por la de  “MUCHOS A UNO”, una pedagogía centrada en el aprendizaje denominada Pedagogía de la Abundancia.

Los supuestos generales de esta propuesta son:

  • Contenido libre
  • Contenido abundante
  • Contenido variado
  • Construcción social
  • Compartir es fácil
  • Conexión fácil
  • Organización económica
  • Sistemas generativos
  • Contenidos de usuarios

La pedagogía de la abundancia se hace la pregunta ¿saber qué?, para distinguir y discernir conexiones, información, personas y posibilidades; generar un “gustar de las ideas”. Esta propuesta llama mi atención puesto que se enfoca en la actividad propia del participante, cambiar el modelo de un experto hacia un grupo, por el de aprender en grupo, en red.

Rheingold hace la propuesta de “Aprendizaje entre pares” fundamentado en el autoaprendizaje compartido por iguales en un grupo. Menciona que para la elaboración de un curso, es preciso seguir 4 pasos:

  1. Identificar un reto y elaborar un marco de trabajo basado en tareas,
  2. Invitar a otros para tejer redes de aprendizaje,
  3. Establecer las búsquedas a realizar, y
  4. Relatar experiencias de aprendizaje respecto al objeto de aprendizaje.

La Universidad Europea en RED, propone una pedagogía basada en problemas actuales para pensar en alternativas de solución. Docentes y estudiantes se relacionan para encontrar posibles soluciones a problemática que incitan a la actividad de todos como una comunidad sin percibir las diferencias y grados de control o jerarquías, existe una construcción colectiva del aprendizaje, incluso integra la docencia e investigación.

David Álvarez genera una propuesta “Aprendizaje en Red”, fundamentado en el Ambiente Personal de Aprendizaje. Menciona que es necesario construir una autonomía para vivir el aprendizaje en red, entendida como el proceso propio de cada participante dentro de la construcción colectiva.

Cristóbal Suárez propone “Aprender en Red” como una estructura de colaboración. Pero ¿cómo pensar una pedagogía en la red? Se trata de generar un sistema de aprendizaje colaborativo, donde las cuestiones que guiarán el quehacer de sus participantes y la construcción del curso serán:

  • ¿para qué aprender?
  • ¿con quién aprender?
  • ¿dónde aprender?
  • ¿cómo aprender?
  • ¿con qué aprender?

Todas ellas tratando de responder a ¿puede la cooperación añadir valor educativo a la interconexión en la Sociedad Red? Las tareas deberán atender las siguientes recomendaciones:

  1. Crear modelos pedagógicos que aprovechen la cognición distribuida abierta en la red,
  2. Descontracturar la educación formal,
  3. Cooperación en las redes sociales,
  4. Interacciones como recurso de aprendizaje,
  5. Distinguir que cooperar no solo es estar juntos ni debatir, sino que implica depender el uno del otro,
  6. Relegar a un miembro es postergar la oportunidad de desarrollo de todos, y
  7. El todo es más que sus partes.

Diego Leal realiza su propuesta TRAL (Tejiendo Redes de Aprendizaje en Línea), sigue los principios de autonomía, interacción, diversidad y apertura.

Por último la propuesta del Centro de Aprendizaje en Red (CAR) del ITESO me pareció muy interesante.

  • Habitar la red: participación, comunicación, localización, utilizar la red de forma habitual;
  • Ambiente Personal de Aprendizaje: definir las redes propias y ampliarlas, se trata de tejer las redes.
  • AIDA, principios de autonomía, interacción, diversidad y apertura.
  • Aprender a aprender en red y en la red: participar en la red hasta habitarla.

Para habitar la red se hace necesario gestionar fuentes de información, buscar y seleccionar, encontrar nodos y dialogar, recoger información específica, producir con otros de forma colaborativa, crear las propias narrativas, comunicar lo propio y hacerlo público.

Referencia:

Morfín Otero, F. (2013). Propuestas actuales en la red. En Vimeo: https://vimeo.com/60459039 (Recuperado el 26 de octubre de 2015).

PROPUESTAS ACTUALES EN LA RED

PENSAR EN RED

PENSAR EN RED

¿Qué vamos a hacer con esto de las redes sociales?

Sin duda pensar en la red es cambiar nuestra perspectiva de la educación centralizada en el docente, sin embargo es preciso mencionar que no significa un cambio el solo hecho de utilizar la tecnología, sino que se debe pensar en un proceso complejo de construcción de escenarios donde los docentes promuevan el aprendizaje de los estudiantes a partir de la siguiente pregunta ¿cómo hacer para que cada estudiante o participante pueda ampliar su red personal de aprendizaje? Y no solo se trata de los estudiantes, el docente es un participante más dentro de la red social.

Precisar que no se puede entender la “red social” como la utilización de facebook, twitter, o cualquier otra plataforma de red social, ya que les redes sociales existen en nuestra realidad, en las relaciones dentro de la familia, entre familias, entre sociedades. Y se amplía con la utilización de las plataformas que ofrecen sistemas como los de twiter, Facebook, youtube, entre otras.

Las redes sociales son tejidos entre personas y han existido desde que el hombre vive en sociedad. Ahora bien, según Paul Barán tenemos tres tipos de redes sociales:

Centralizada: es aquella donde existe un punto intermedio en común, que se le otorga al docente como principal controlador de las situaciones.

Descentralizada: es un esfuerzo por quitar del centro al docente, sin embargo se corre el riesgo de sesgar o dejar fuera de las relaciones a alguna persona, romper el nodo de unión.

Distribuida: es aquella donde se asegura la participación de todos sus integrantes, las relaciones están distribuidas de tal forma que si desaparece un nodo no afecta la red social, y sobre todo no separa y deja fuera a los estudiantes.

De lo que se trata entonces es de construir en comunidad los ambientes de aprendizaje en donde se amplíen las oportunidades para que todos los integrantes de la red social desarrollen su propia red personal de aprendizaje, desencadenar una diversidad de conexiones, a ello lo podemos llamar: PENSAR EN RED.

PENSAR EN RED

METÁFORAS DEL APRENDIZAJE

El aprendizaje es que se presta a la dicotomía, puesto que se le puede tratar de definir desde diversas disciplinas o bien las propias teorías. Sin embargo podría caracterizarse como un proceso continuo e inacabado.

Según la obra “Metáforas del Aprendizaje”, los seres humanos aprenden cuando experimentan, interactúan, o bien existe una intensión de conocimiento. De acuerdo con Paavola, Lipponenen y Hakkarainen existen tres perspectivas desde las que se puede conceptualizar el aprendizaje: como adquisición, como participación y como creación de conocimiento. Es un trabajo muy interesante ya que muestra propuestas contemporáneas en educación desde una mirada del trabajo colaborativo, paradigma emergente que subyace como generador de conocimiento.

Se habla de adquisición como aquella forma de trabajo en la que la educación era bancaria, se trataba de llenar de conocimiento una mente, dictar verdades que los sujetos no analizaban y criticaban. El de participación como aquella forma de trabajo en la que se habla de construcción, de significación, de la acción del estudiante, de relaciones y conversaciones para el aprendizaje cognitivo; por último creación del conocimiento, en la que existe la participación de un grupo para la generación de conocimiento.  Resaltan los siguientes trabajos:

Nonaka y Takeuchi con su modelo de “Creación del Conocimiento”

Habla de un conocimiento conformado por dos variantes, la primera referida al tácito como la experiencia individual y la segunda al explícito cuando se expresa formalmente. Puede darse en cuatro niveles: individuo, grupo, organización o interorganización.

Es un modelo de gestión del conocimiento, surge de las organizaciones japonesas. Supone que el intercambio de conocimientos entre los individuos es un proceso voluntario del ser humano. Ara Nonaka y Takeuchi, el proceso de creación del conocimiento es dinámico y en espiral denominado conversión de conocimiento. Este proceso dinámico está anclado en la presunción de que el conocimiento humano es creado y expandido a través de la interacción social entre conocimiento tácito y explícito.

Presentación1

Yrjo Engelstrom con su modelo “Aprendizaje Expansivo”

Es una propuesta que habla sobre artefactos mediadores del aprendizaje, participan el sujeto, el objeto, trabajo, comunidad y reglas. Menciona que la actividad humana está mediada por los artefactos culturales, conceptos que la gente usa. Se requiere dar sentido y significado a los resultados.

Presentación2

Una propuesta muy interesante en torno al cuestionamiento constante de la realidad, para determinar necesidades y problemáticas y así modelar soluciones. Las solucionas darán vida a un modelo de intervención que en su implementación tendrá una evaluación a fin de determinar si se consolida la nueva práctica, que nuevamente será sometida a cuestionamientos.

La teoría del “Conectivismo”  de Downes, Siemens y Cormier establece que el conocimiento es un fenómeno emergente, producto no de lo conocido, sino de lo que está por conocerse. Se cree que el aprendizaje puede residir en artefactos no humanos, sin embargo reconoce que la principal competencia será, las conexiones entre campos, ideas y conceptos que se crean sobre la realidad. Cormier amplía la propuesta y establece el “aprendizaje rizomático”, que se refiere a un aprendizaje en continuo cambio, incluso llamado nómada, con la construcción de conocimiento distribuido y cambiante.

METÁFORAS DEL APRENDIZAJE

La educación a distancia: desde mi experiencia

La educación a distancia es un medio de formación que exige la actividad constante de los estudiantes, puesto que somos los gestores de nuestro proceso de aprendizaje. Durante mi participación como estudiante en la modalidad a distancia, he tenido experiencias positivas puesto que es un tipo educativo que permite ser adecuar los tiempos a las exigencias mismas. Se trata de un espacio de formación en el que nosotros como estudiantes podemos decidir en qué momentos realizar trabajos, reflexionar, leer, escribir, de acuerdo a nuestras necesidades y los tiempos que se destinan para ello, además de contar con infraestructura tecnológica que nos permite trabajar a través de una plataforma donde se construyen los ambientes de aprendizaje. Otro aspecto positivo es el hecho de tener como facilitadores a personas expertas en su área de conocimiento y que además conocen el manejo de las tecnologías para instrumentar su práctica, sin embargo en ocasiones no realizan un seguimiento adecuado por lo que los estudiantes de pronto nos sentimos perdidos.

Las tecnologías no son la barita mágica que va a resolver las problemáticas educativas, sin embargo son una herramienta útil y permiten establecer la forma de trabajo. Se trata entonces de un proceso formativo que supera las limitaciones del tiempo y la distancia, las sesiones sincrónicas se pueden realizar a través de videollamadas o videoconferencias, o bien de forma asincrónica a través del correo electrónico o sistema de mensajería propio de la plataforma.

Como docente aún no he tenido la oportunidad de desarrollar un proceso de aprendizaje, sin embargo he utilizado herramientas como apoyo para las sesiones presenciales y los trabajos en casa. ha resultado muy satisfactorio el hecho de incorporar a estudiantes a nuevas formas de trabajo, que visualicen la tecnología como herramienta de trabajo y no sólo como un producto que se debe consumir.

La educación a distancia: desde mi experiencia

El uso de los aparatos electrónicos en mi educación

Los aparatos electrónicos son herramientas que facilitan procesos de aprendizaje cuando se les utiliza intencionalmente para alguna actividad, por sí solos no son la “varita mágica” con la que se van a solucionar los problemas. Podemos encontrar muchos aparatos electrónicos que se utilizan en la educación formal, sin embargo algunos son utilizados como herramientas en la vida diaria y permiten aprender.

Los primeros aparatos electrónicos que utilicé fueron los videojuegos (Atari), los teléfonos móviles, las cámaras de video y de fotografía digitales, la impresora, los celulares o smartphone, los módem que permiten el acceso a internet o bien aparatos tan sencillos que no se les toma importancia como el “ratón” para trabajar en computadoras.

El primer teléfono móvil que tuve, tenía pantalla de un solo color, sólo tenía aplicaciones para llamada, mensajes de texto, calculadora, sonidos, agenda tal vez, pero no se comparaban con lo que ahora son los celulares o smartphone. Sin duda un aparato propio de las telecomunicaciones que ya me permitía comunicarme con los docentes y poder realizar consultas. Nada comparado con los smarphone que utilizamos hoy para el trabajo, y con aplicaciones tan interesantes como el Whatsapp que permite mensajería instantanea a través de internet.

El más importante en mi trayectoria como estudiante, y ahora como trabajador al servicio de la educación sin duda ha sido la computadora, sea de escritorio o bien la portátil, ya que (junto a la conexión a internet) permite nutrir los procesos de aprendizaje, me parece que es una herramienta magnífica para la sociedad en general puesto que nos lo exige la misma. Sin embargo, he notado que los mismos aparatos van causando dependencia, he visto a compañeros que no pueden dar una clase sino es a través de diapositivas en una computadora, pero ello tiene que ver con el paradigma en el que se localiza la persona. Hemos hablado de un paso desde la escuela tradicional en la que se dictaba el conocimiento hacia una nueva en la que se construye el conocimiento, pero tiene un sentido confundido para los sujetos educativos, llámese docente o estudiante, puesto que se cree que con el tan solo hecho de incorporar las tecnologías se ha pasado a un nuevo sistema, sin embargo si analizamos detenidamente lo que sucede es que se ha cambiado el pizarrón y los dictados por un gráfico en la pantalla o proyector.

He aprendido junto con la tecnología, han apoyado mi formación al permitirme acceder a la sociedad del conocimiento; sin embargo nos volvemos dependientes, debemos detenernos y echar una mirada hacia atrás para determinar en qué medida las tecnologías apoyan la educación, y en qué medida obstaculizan la educación, los procesos de aprendizaje, la construcción de conocimiento.

El uso de los aparatos electrónicos en mi educación

El uso de la “computadora” en mi educación

Aún recuerdo aquella primera clase de informática en la preparatoria, un grupo numeroso, máquinas de muchos tipos, entre ellas la marca Dell con su respectiva unidad de discos 31/2, algunas ya contaban con unidad óptica de CD, sin embargo tenían poca capacidad. Un grupo numeroso en una sala con aproximadamente 30 ordenadores, el nervio transitaba en mi, puesto que era la primera ocasión en que tomaba una computadora solo sin la compañía de mi padre. Cuando recién entra el docente menciona que debido al grupo tan numeroso nos sentaría por parejas, afortunadamente me toca estar solo y la aventura comienza.

Lo primero que solicitó el docente fue abrir una hoja de word, no recuerdo exactamente qué versión de paquetería estaba instalada en aquellas computadoras, sin embargo representaba algo nuevo para mi, ya que en casa solo había experimentado la utilización de la computadora para jugar o ver imágenes. Abrí la hoja de word, y aparecía el cursor parpadeando, el teclado estaba allí para comenzar a escribir, la indicación que se nos presenta enseguida fue la siguiente: “van a escribir el siguiente párrafo en sus computadoras, por favor van a utilizar letra Arial número 12, títulos con negritas”, de inmediato por la cabeza pasaban numerosas preguntas, como ¿en dónde voy a elegir la letra?, ¿qué es el 12?.

Allí estaba, uno de los primeros escritos en este aparato que sin duda es el más utilizado en nuestros días,  la computadora representaba el medio a través del cual realizaríamos diversos trabajos posteriormente. La metodología del docente era aprender haciendo y practicando, fué rara la vez que dictaba o nos daba teoría, la mayor parte del tiempo la teoría la trabajaba junto a la práctica, por ejemplo, si su propósito era que aprendiéramos a utilizar word, la información que nos brindaba la escribíamos y comenzamos a editar o utilizar las herramientas en el mismo texto.

Aprendí haciendo, y creo aprendía lo que en ese momento se requería. No sé realmente si fué la mejor forma para aprender, pero considero que lo logré, puesto que es una actividad en la que se debe desarrollar el proceso de aprendizaje a partir de la actividad misma, no a través de teoría escrita en un cuaderno; me siento afortunado de haber cursado aquellas sesiones que sin duda me permitieron aprender y desarrollar las primeras habilidades para la utilización de tecnologías en la educación. En todo momento tenía la inquietud de saber si lo que hacía estaba mal o estaba bien de acuerdo con lo que el docente solicitaba, sin embargo el aprendizaje era libre, ya que la curiosidad me llevaba a encontrar nuevas cosas, experimentar con los íconos, comprender su utilidad, manejar tipos de letras, contrastar colores, incluso guardar la información. ësta última representó uno de los momentos más difíciles, ya que se trataba de una operación para resgardar información y poder transportarla de una computadora a otra; el medio de almacenamiento utilizado en aquel momento era el disco de 3 ½, un dispositivo que solía tener daños comúnmente y en los que la información se perdía. Quizá fue una de las experiencias más negativas, ya que en varias ocasiones tuve problemas de este tipo y me quedé sin algunas evaluaciones por fallas. O en realidad, no fueron experiencias negativas, sino solamente procesos de aprendizaje que ocasionaban un desequilibrio en las estructuras mentales para posteriormente volver a encontrar el equilibrio, momento de construcción de aprendizaje, que se nutría de las charlas con los compañeros cuando compartían los “tip” o formas de guardar información y cuidar aquellos discos.

El uso de la computadora representa un aprendizaje significativo, un conocimiento socializado a través de la práctica, en la que la generación del mismo surge del dinamismo en las actividades que sin duda representan un aprendizaje nómada, en movimiento constante, con cambios que perseguimos y por momentos no logramos alcanzar.

El uso de la “computadora” en mi educación